“The Host”: Stephenie Meyer en estado puro.

Por Andrea Zabalza

Afiche de “The Host”

Se trata de la adaptación del Best Seller del mismo nombre de la “aclamada” autora de la Saga Crepúsculo (cuyos 4 libros ya han sido adaptados a la gran pantalla): Stephenie Meyer.

Dirigida por Andrew Niccol (“El Señor de la Guerra” (2005), “In Time” (2011)) y con un buen reparto al que el director no sabe sacar partido, The Host no deja de ser una película para adolescentes, sobre un tema que ya hemos visto y con una estética también muy vista, aunque muy cuidada. Una película que no te hace pensar en ningún momento, que te da todo en bandeja sin dejar nada a la imaginación.

Quizá sea una costumbre de su director, Andrew Niccol, pero esta película igual que su anterior film: “In Time”, lleva consigo un buen argumento (aunque ya esté muy visto), que no sabe tratar, hasta el punto de hacer que el resultado sea pesado, incluso largo. Se trata de la eterna lucha de los seres humanos por conservar nuestro planeta ante una invasión de alienígenas, aunque unos alienígenas muy educados en este caso (a diferencia de los que vemos en otras películas del género como: “Alien”, “La Guerra de los Mundos” o “Men in Black” donde nuestros vecinos daban bastante miedo), que son implantados en los cuerpos humanos y que se dedican a buscar a otros seres humanos para implantar en ellos a otras “almas” (así es como llaman a estas extrañas criaturas). Realmente tratan mucho mejor nuestro planeta y son bastante mejores en muchas cosas (por no decir todas) que nosotros.

Melanie y Jared en un Cartel Promocional

La historia se centra en Melanie (interpretado por la joven Saoirse Ronan (“Expiación” (2007), “Hanna” (2011)), una de las pocas supervivientes de las “cosechas” que realizan las almas para conseguir humanos. Ésta forma parte de un grupo de rebeldes que intenta sobrevivir de forma clandestina. La joven mantiene una relación con Jared, otro humano que odia a las almas. Todo cambiará cuando Melanie sea capturada, y en ella habite Wanderer, un alma que lucha por controlar el cuerpo de Melanie. Pero ésta no se lo pondrá fácil. Hará que Wanderer vea todos sus recuerdos, entre ellos a Jared. Sentimientos demasiado fuertes para las almas, demasiado fuertes para Wanderer, que no podrá evitar sentir impulsos pasionales que no debería sentir, y que le llevarán a ayudar a Melanie a volver a casa y ayudar a los rebeldes, donde  Wanderer se sentirá atraída por Ian, otro de los rebeldes supervivientes. Pero no será fácil, ya que en escena aparecerá La Buscadora, interpretada por una correcta Diane Kruger (“Troya” (2004), “Malditos Bastardos” (2009)), quien tiene el peso interpretativo de la película (a falta del talento que vimos en Saoirse Ronan en “Expiación”) y la que en este caso vemos en el papel de “la mala” de la película, aunque el director tampoco consigue sacar a este personaje la fuerza necesaria. Sino, vean la gran lucha final. Durante toda la película veremos a este personaje perseguir hasta la obsesión a Wanderer y a los rebeldes, hasta el extremo de romper con todo aquello para lo que fue entrenada.

Diane Kruger en el Cartel Promocional

En el libro, además, Meyer introduce uno de sus argumentos “menos” utilizados: un trío amoroso que realmente se convertirá pronto en un cuadrilátero más bien. En este caso, como ya pasó en su día con la Saga Crepúsculo y con la exitosa Los juegos del Hambre, aunque nos esforcemos, no pega nada, y ya cansa el hecho de que siempre recurran a lo mismo para intentar sacar algo de morbo, aunque de nuevo, como ya ocurrió en la saga de Vampiros y Hombres Lobo, de alguna manera la autora tenía que romper ese triángulo, y vuelve a hacerlo de la peor manera que se le ocurrió. La verdad es que yo no sabría elegir con quién debería quedarse la joven protagonista, no porque me gusten ambos, sino porque no me gusta ninguno, y a Stephenie Meyer le debió ocurrir lo mismo y sino, vean la película.

Melanie e Ian en una escena de la película

Respecto a las actuaciones no se puede decir mucho. Quizá sea culpa de su director o de los propios personajes que, si en un principio me pareció que podían llegar a resultar complejos e incluso divertidos, resultan en realidad sosos y simples. Además estos personajes se ven acompañados de un guión que no da de sí, y es más parecido a un telefilm que a una película que, se espera, sea el nuevo fenómeno de taquilla (y que este fin de semana no ha defraudado). El argumento ya lo hemos visto en otras películas como la GENIAL Alien, aunque eso sí, a los seres que aparecen en esta película no se les puede comparar con los horribles y grotescos que salían en las películas protagonizadas por la suboficial Ripley. Sino que, por el contrario, son seres respetuosos y bondadosos. Realmente si tuvieran que invadirnos, prefiero a estos bichos y no con los que tenía que lidiar la pobre Ripley. 

Lo mejor que tiene la película son sus efectos especiales y su cuidada estética, lo mejor que ha sabido hacer el que fuera guionista de El Show de Truman (1998). Las hermosas almas que, si debieran dar miedo por ser seres invasores, no lo dan, sino que al contrario, son seres más bien amorosos. La estética sí ha sido muy cuidada, con tonos blancos y claros para las almas, lo que se corresponde con su virtud, su bondad; y más oscuros para los rebeldes, que deben luchar para defender su planeta de unos invasores que les roban sus cuerpos y su planeta.

En definitiva, una nueva adaptación de un libro para adolescentes, de las que comienzan ya a cansar. Y lo que a mi me da más miedo: parece que entre los directores comienzan a faltar ideas frescas y renovadas. Con un reparto conocido y que llama la atención pero que no termina de convencer, The Host no consigue tener la frescura que esperas al entrar en la sala de cine.

“Hay que acostumbrarse a los cuerpos humanos, no son como los otros que hemos habitado, sus emociones son fuertes. Si su voluntad a resistido junto con sus recuerdos…podría resistirse desde dentro” (La Buscadora).

Lo mejor: una estética cuidada y elegante con una gran contraposición entre las almas y los rebeldes. Como actuación podríamos destacar la de Diane Kruger.

Lo peor: personajes poco complejos, una historia muy jugosa que no se ha sabido aprovechar y un nuevo triángulo amoroso que no convence a nadie y que ya empieza a cansar. Además de un guión muy simplón.

http://www.youtube.com/watch?v=Gu4kGA7b4ZY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s