“Los Últimos Días: el Apocalipsis… del cine español”

por Alejandro Aramendía

Es conocido por todos que el Cine es susceptible de modas. Como todo. Cuando algo triunfa, hay que aprovechar el filón.

Si lo que gusta son las epopeyas galácticas de Star Wars, alguien crea la serie Star Trek. Si lo que gusta son los magos, y Yari Film Group ha triunfado con El Ilusionista, Warner Bros. se pregunta: ¿por qué no hago yo una que se llame El truco final, y que de paso sea mejor?

El último ejemplo de esto lo han protagonizado los amados vampiros de la saga Crepúsculo, que han generado un sinfín de películas y series televisivas “subidas al carro” de la temática hematófaga.

Y sucede que el fenómeno generado por la teoría apocalíptica que la civilización Maya definió hace siglos ha tenido un impacto impresionante sobre la sociedad de los años cercanos al 2012. Y de esto, como no, todo el mundo ha querido sacar tajada. El Cine, uno más.

A la larga lista de películas sobre el Fin del Mundo que se han estrenado en los últimos diez años, formada por, entre otras, 28 días después (2002), El día de Mañana (2004), Hijos de los Hombres (2006), Soy Leyenda (2007), Wall-E (2008), The Happening (2008), 2012 (2009), Bienvenidos a Zombieland (2009), Señales del futuro (2009), The Road (2009), Contagio (2011), o la española Fin (2012), debemos añadir otra película. Española, también.

Los Últimos Días no es sino una más de la lista. Y no está entre las mejores…

Voy a hablar críticamente de tres aspectos de la película: su dirección, su guión y su reparto.

Empecemos con la dirección:

La dirección general de la película cae en las manos de dos hermanos: Àlex y David Pastor. Ambos son responsables de, además de varios cortometrajes por separado, la cinta de terror Infectados (2009), cuyo guión también es suyo.

De ella (de la dirección) podemos decir que es buena en los aspectos técnicos, y mala en los aspectos interpretativos. Me explico: considero un éxito de ambos, haber contado con la ayuda de Daniel Aranyó como director de fotografía del filme, así como con Balter Gallart como director de arte, pues con su ayuda, los hermanos Pastor han conseguido recrear una Barcelona apocalíptica que impresiona, que nos maravilla con la contemplación de calles, edificios, monumentos y estaciones que todos conocemos, con un aspecto caótico, derruido, selvático por momentos. Esto, unido a los efectos visuales, al juego de luces en algunas fases de la trama… todo nos consigue engañar y transportar al mundo de la película, como si fuese una super-producción de Hollywood lo que estuviésemos viendo.

Sin embargo, yo considero que un director, además de encargarse de la buena estética de su película, debe dirigir al reparto. Si éste falla, el fallo también es del director. Y el reparto falla. Luego hablaremos de él.

Sigamos con el guión:

El argumento está algo visto: La sociedad mundial, que vive tranquila; la gente, que esclava de dicha sociedad, comete pecados u obra milagros según su condición social; y de repente, llega el Apocalipsis, y con él, el caos, que iguala a las personas y las obliga a sobrevivir, bien ayudándose, o bien devorándose las unas a las otras.

Esta vez el Apocalipsis llega en forma de una especie de cuadro sintomático similar a un ataque de pánico, que desemboca en la muerte, y que sufren todas aquellas personas que quedan expuestas directamente al cielo.

Ante esto, la gente se ve obligada a refugiarse bajo la tierra y los edificios, sin poder salir al descubierto de la calle.

En esta situación, Marc (Quim Gutiérrez) queda aislado de su novia Julia (Marta Etura), a la que desea encontrar a toda costa. Para ello, deberá pactar con Enrique (José Coronado) un acuerdo de mutua ayuda, que supondrá el pistoletazo de salida al viaje de ambos, eje central de la trama.

En cuanto al guión propiamente dicho (“cómo se cuenta el argumento en pantalla”), no puedo ser muy halagador. La película está plagada de frases típicas, que incluso podríamos haber escuchado de forma idéntica en otras cintas; y trucos fáciles y tramposos para intentar emocionar al espectador. Además, el guión no tiene secretos para el observador, capaz de adivinar desde el primer minuto lo que va a suceder en todo momento, a pesar de que se intente contar la causa central con cuentagotas, recurriendo a continuos flashbacks descriptivos. La historia es típica, el transcurso es típico. El final es muy típico.

Emulando a mi compañera de páginas, Andrea Zabalza, intentaré sacar como mínimo una cosa buena, y diré que la psicología de los personajes es algo más compleja de lo habitual en este tipo de películas. Y ya. En general, el guión es malo.

Y para finalizar, hablemos del reparto:

Por un lado, tenemos a los principales: Quim Gutiérrez, en la piel de Marc; y José Coronado, en la piel de Enrique.

El primero sencillamente no transmite emoción. Sus frases quedan un tanto recitadas, y su personaje requiere una fuerza mayor que la que el propio actor posee. El personaje de novio pusilánime en Primos (Daniel Sánchez Arévalo, 2011) parecía hecho a su medida. El de superviviente que busca a su novia perdida en el caos, le queda un tanto grande, pues requiere de una presencia física y una carga emocional que el actor no sabe resolver.

El segundo no lo hace mal, pero todos estamos acostumbrados a ver a José Coronado con un nivel superior. Por lo tanto, debemos exigirle algo más.

En cuanto a las secundarias, Marta Etura (Julia, la novia de Marc) sigue en su reciente línea de salir un máximo de 15 minutos en cada película en la que participa. Espero que esta vez, no pretenda que le den un Goya como con Celda 211 (Daniel Monzón, 2009)

Por otro lado, Leticia Dolera (en el papel de Andrea, la hermana de Julia) aparece prácticamente nada, y su papel lo juzgo innecesario.

En definitiva, Los Últimos Días es una película que aporta poco, más a los ojos que al corazón, y que deja mucho que desear.

– Lo mejor: La recreación de una Barcelona apocalíptica bastante creíble, y que llama la atención.

– Lo peor: Que habiendo conseguido lo anterior, el resultado final sea un producto tan flojo.

Anuncios

Un comentario el ““Los Últimos Días: el Apocalipsis… del cine español”

  1. Hi, Neat post. There is a problem with your site in web explorer, may test thisˇK IE nonetheless is the marketplace chief and a good portion of people will pass over your fantastic writing due to this problem.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s