“Oblivion” o el por qué no es bueno mezclar.

Por Andrea Zabalza

¿Qué tienen en común Terminator, Total Recall, 2001: Una Odisea en el Espacio y Alien?

Pues este fin de semana he descubierto que no sólo es el hecho de que se trate de películas de ciencia ficción muy futuristas, sino que además, deben ser las películas favoritas de Joseph Kosinski, ya que ha utilizado partes de cada una de estas películas para crear Oblivión, donde sabe utilizar los clones de Terminator con una historia al más puro estilo Total Recall, el semi dios futurista (al más puro estilo Gran Hermano que todo lo ve) de Odisea en el Espacio y unos “bichos” que son muy parecidos a aquellos con los que tuvo que lidiar la teniente Ripley (Sigourney Webber) en la gran Alien.

Se trata una vez más de una película de gran presupuesto (exactamente 130.000.000 de dólares), que no cuenta con un gran argumento, ni un gran guión, pero que sí ha hecho los deberes en el reparto, así como en unos maravillosos efectos visuales que dotan a la película de una gran calidad técnica.

joseph-kosinski-oblivionRespecto al director de la película, tanto la dirección como el guión corren a cargo de Joseph Kosinski (“TRON: Legacy” (2010)), ya con su primer trabajo no nos dejó (o por lo menos a mí) un buen sabor de boca, esta vez, sin embargo fui al cine con otra sensación, iba con muchas ganas de ver una gran película de acción, unos grandes efectos visuales, y un guión nuevo que me enganchara de principio a fin. Pero todos sabemos que expectativas/realidad nunca son iguales. Primero, quería ver una gran película de acción y únicamente tuve acción; segundo, deseaba unos grandes efectos visuales, que en este caso los encontré (junto a una maravillosa estética y unos paisajes increíbles); y en tercer lugar, necesitaba por fin un guión que me enganchara, en principio íbamos bien, la historia me enganchaba incluso me gustaba, pero como a los 20 minutos de película comenzó a desinflarse hasta llegar a ser una copia de diferentes películas de acción que se han juntado de forma muy válida, todo hay que decirlo, pero que no engancha, que llevan al espectador a plantearse si hay alguna idea original en toda la película. Por ello y sintiéndolo mucho por Kosinski, su cine sigue sin convencerme.

Respecto a los actores, encontramos al gran Tom Cruise (“Risky Business” (1983), “Misión Imposible” (1996)), en un papel hecho especialmente para él. Interpreta a Jack Harper, antiguo astronauta y uno de los últimos habitantes de una Tierra asolada por la guerra. Su papel es el principal, sobre sus hombros recae todo el peso interpretativo de la película y eso, si lo comparamos con el papel de la ex chica Bond Olga Kurylenko, se agradece enormemente. Los papeles femeninos de la película están interpretados por la ya mencionada Olga Kurylenko (“007 Quantum of Solace” (2008), “To The Wonder” (2013)) que interpreta a Julia, la mujer de Jack antes del borrado de memoria y cuyo trabajo no merece ser muy comentado. También aparece Andrea Riseborough (“W.E” (2011)), en el papel de Victoria, compañera de Jack, se trata de una persona servicial que cumple siempre con su trabajo, interpreta de forma muy sobria a un personaje bastante difícil. Y por último, los secundarios, encabezados por el siempre magnífico Morgan Freeman (“Seven” (1995), “Million Dollar Baby” (2004)) como Beech el jefe de la llamemosla “revolución”, en el mismo papel al que nos tiene acostumbrados de un tiempo hasta ahora, secundario y con una importancia media tirando a baja, pero que solo por ser él, nos parece el mejor personaje de la película. En el grupo rebelde, Freeman está acompañado por Nikolaj Coster-Waldau (al que todos conocemos sobre todo por su papel en la espectacular serie “Juego de Tronos”) que interpreta a Sykes un hombre un tanto reacio a la ayuda de Jack.

Tiene un buen reparto pero su director no sabe sacarle el partido necesario para que los personajes resulten creíbles y atractivos.

Respecto al argumento, se trata de una historia post-apocalíptica (de esas que llevamos tiempo sin ver…en fin). La Tierra fue ocupada por invasores y aunque los humanos ganaron la guerra, perdieron el planeta. Jack Harper y Victoria son un grupo que trabaja para proteger los suministros de agua que hay en el planeta, son un grupo eficaz, pero pronto su trabajo y sobretodo su eficacia se pondrán en peligro con la llegada a la Tierra de naves con cuerpos humanos, entre ellos el de Julia, lo que cambiará la vida de Jack. Todo ello sin olvidar el toque rebelde de la mano de un grupo encabezado por Beech y Sykes.

Lo más espectacular de la película son sus geniales efectos especiales, con unas naves espaciales diseñadas por el mismísimo Cruise, que ha hecho de éste, su pequeño gran proyecto. Además de una fotografía espectacular en la que vemos una Tierra completamente destruida, asolada; pero a la vez vemos también lugares idílicos que nos hacen querer estar en ellos.

Pongan además especial atención a la música firmada en su mayoría por la banda francesa M83 y que es bestial.

En definitiva, la película es más de lo mismo, más acción, más efectos especiales,  sin un gran guión, ni un argumento innovador. Pero cuenta con una buena banda sonora y una fotografía preciosa.

Lo mejor: La banda sonora y la fotografía.

Lo peor: Un argumento que parece enganchar en un principio y que va decayendo hasta llegar a un final sin pies ni cabeza.

http://www.youtube.com/watch?v=87hRZ7kOAPo#aid=P-tjLJICMOE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s