Katharine Hepburn: ¡Una Actriz Irrepetible!

Se cumplen 10 años de la muerte de Katharine Hepburn, quizás la mejor actriz de la historia, aunque esto nunca se sabe. Desde luego, si nos atenemos exclusivamente a los premios recibidos, sin duda alguna lo es, ya que es la única actriz en el mundo que tiene 4 Oscars de la academia de Hollywood. Ningún actor puede presumir tampoco de tener en sus vitrinas 4 premios de la Academia. Además de los Oscar ganados por Gloria De Un Día (1933), Adivina Quién Viene Esta Noche (1967), El León En Invierno (1968) y En El Estanque Dorado (1981), la actriz, tiene en su haber 12 nominaciones al Oscar. Ganó tres premios BAFTAs también por Adivina Quién Viene Esta Noche, El León En Invierno y En El Estanque Dorado, se hizo con el premio a la Mejor Actriz en el Festival de Cannes por Larga Jornada Hacia La Noche (1962). Logró el premio de Mejor Actriz en el Festival de Venecia por Little Women (1934), en la versión de George Cukor del clásico Mujercitas, un premio Emmy a Mejor Actriz en Miniserie o Telefilme por Love Among The Ruins (1975). Obtuvo infinidad de premios y nominaciones a lo largo de su carrera tanto en su país natal como en el resto del mundo.

El talento de Hepburn se extendió por otras muchas películas: Sueños De Juventud (1935), María Estuardo (1936), La Fiera De Mi Niña (1938), Historias De Filadelfia (1940), La Costilla De Adán (1949), La Reina De África (1951), De Repente, El Último Verano (1959)… También dejó su extraordinario talento en las tablas de los escenarios en obras teatrales como These Days (1928), The Warrior`s Husband (1932), Jane Eyre (1936), As You Like It (1950), Coco (1969), etc.

Katharine Hepburn está considerada por el American Film Institute la primera estrella femenina más importante de los primeros cien años del cine norteamericano, por delante de Bette Davis, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman, Greta Garbo, Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor, Judy Garland, Marlene Dietrich o Joan Crawford.

Esta actriz de belleza distinguida inició sus estudios en el Bryn Mawr College, y es allí donde empezó a tener sus primeras actuaciones teatrales. Al terminar sus estudios y después de intervenir en varias obras, en 1932 fue requerida para el cine por la RKO y protagonizó la cinta Doble sacrificio. A partir de ahí comenzó una tremenda carrera de éxitos imparables, pero curiosamente los primeros títulos de Katharine resultan un fracaso y los especialistas tildan sus largometrajes como “veneno para la taquilla”. Entre esos títulos se encuentra La Fiera De Mi Niña, que, a día de hoy, es considerada una obra maestra. Poco después vino la cinta Historias de Filadelfia, que volvió a meter en la palestra del cine (si es que alguna vez estuvo fuera) a la magnifica actriz.

Una mujer tan independiente como Katharine Hepburn tuvo muchísimas anécdotas a lo largo de su extensa carrera, que demostraban claramente la personalidad y el carácter de esta sensacional actriz. No fue a recoger ninguno de los cuatro Oscar que ganó porque no acudía a las ceremonias, la única vez que ha estado en la gala de los Oscar fue en 1974 para entregar el premio Irving G. Thalberg a su amigo Lawrence Weingarten, y apareció vestida en pijama, en protesta por la banalidad de los premios. Era conocida su mala relación con otras actrices como Glenn Close y Meryl Streep, y en el rodaje de la película En El Estanque Dorado, como ella misma reconoció, estaba más pendiente de su cara y su cuello que de la propia actuación. Era una diva y vivía como tal. Esto no quiere decir que fuera malo. Simplemente, eran otros tiempos...

En 1942 conoce a Spencer Tracy (su gran amor), y no se separa de él hasta su fallecimiento en 1967. Hepburn publicó su autobiografía en 1991 con título en español: “Yo Misma, historias de mi vida“, pero antes ya había publicado un cuaderno contando todo lo que supuso para ella el rodaje de la película La Reina De África. La vida de esta maravillosa actriz ha sido suficiente como para servir de base para muchas otras biografías de otros autores. Se podrían hacer libros, historias, películas, documentales, etc. sólo con la extraordinaria carrera de este mito de la cinematografía mundial.

Muchos dijeron que K. Hepburn padecía la enfermedad de Parkinson. Ella siempre lo negó diciendo que era algo hereditario de su abuelo, y que padecía un temblor esencial benigno. Sufrió cánceres de piel y un tumor en el cuello. Hepburn murió en su casa de Old Saybrook, en el estado de Connecticut, el 29 de junio de 2003. Ese día, todas las luces de todos los teatros de Broadway se apagaron durante una hora en su honor. Y ese día también, los cinéfilos nos dimos cuenta de una cosa: que hay una estrella irrepetible en el cine, Katharine Hepburn.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s