“El Hombre De Acero”: el “intento” de renovar a Superman

Por Andrea Zabalza

Cuando vas a ver una película de la que durante varios meses te han ido creando unas expectativas altísimas, con una promoción brutal y un tráiler espectacular, lo que esperas cuando la ves es que eso que tienes en mente, esa película espectacular que te deje con la boca abierta realmente lo haga.

Esto es justo lo que sucede con la nueva película de Superman: El Hombre de Acero. Su productora había creado tantas expectativas, y nos habían estado presentando fragmentos de la película que a mí me estaban encantando, fui al cine y me quedé con la boca abierta, pero no justamente por haber visto una gran película, sino por todo lo contrario, no sabía qué estaba viendo, me habían cambiado a Superman y su historia, y no sólo porque este “renovado” hombre de acero ya no lleve sus característicos calzoncillos rojos por encima de las mallas (algo más bien anecdótico), sino que la historia está desfigurada.

Salí del cine diciendo: “no sé si me ha gustado”, “tiene partes muy buenas” “tiene cierto encanto”… y es así, tiene un aire renovado como ya he dicho antes, y una gran estética, así como un principio muy cautivador, pero no es Superman. Si fuera una nueva historia de un Superhéroe desconocido, perfecto, pero no; es uno de los superhéroes más queridos de la compañía DC Comics, y a los fans no nos vale. Y es que, aunque lo intentes, durante toda la película no puedes evitar comparar lo que estás viendo con las anteriores (y geniales) versiones protagonizadas por el tristemente desaparecido Christopher Reeve, y no hay color entre ellas. A pesar de que los geniales Russell Crow y Kevin Costner lo intentan en las escenas que protagonizan…no pueden salvarse más de 30 minutos de la película (y son los primeros 30) pero, en fin, comencemos con su director…

A su director, Zack Snyder (“300” (2006), “Watchmen” (2009)), le falta garra, aunque le sobran expectativas. Ha llevado a cabo un proyecto ambicioso, muy caro y en el que tanto Snyder como su productor, Christopher Nolan (director de la extraordinaria trilogía de Batman) habían creado una gran expectación en torno a esta película, y aunque reconozco que han sido muy valientes al intentar darnos una nueva versión de este superhéroe, para mí, se han excedido. Sí que debe reconocerse la extraordinaria primera media hora de la película, en la que la elegancia de Christopher Nolan estaba más presente que en el resto de la película. Pero la película es una continua noria en la que encontramos momentos altos, elegantes y con una música extraordinaria, con momentos bajos, sobre todo las escenas de acción (que son una mala copia de “Los Vengadores” de Joss Whedon, sin conseguir su grandeza técnica) en las que no se consigue ver nada claro, hay momentos en los que únicamente se ven “borrones” moviéndose, que debemos deducir que es Superman.

Respecto a los actores, destaca sobre todos ellos el incombustible Russell Crow (“Gladiator” (2000), “Los Miserables” (2012)) interpretando a Jor-El, padre biológico de nuestro superhéroe. Si hace unos meses veíamos al actor en la “peculiar” película de Jack Knife: “El Hombre de los Puños de Hierro” (2012) en la que aparecía bajo de forma en un papel que dejaba mucho que desear, en este papel en cambio, se recrea para demostrar por qué esta considerado como uno de los mejores actores de su generación. El papel protagónico recae sobre el joven actor Henry Cavill (conocido por su papel de Charles Brandon en la serie “Los Tudor”). Si bien el actor consigue mejorar el papel realizado por su predecesor en Superman Returns (Bryan Singer, 2006), también hay que decir que muy difícil no lo tenía. No destaca, pero tampoco lo hace mal, además el actor tuvo que someterse a una dura disciplina física para poder meterse en la piel de Kal- El/Clark Kent, lo cual es un buen punto en favor del actor. El papel de la intrépida reportera del Daily Planet: Lois Lane recae sobre una de las mejores actrices del momento, la joven Amy Adams (“The Master” (2012)) que vuelve a demostrar una vez más su versatilidad en este papel, es una Lois diferente a la que solíamos ver en las antiguas películas, le consigue dar un toque muy personal, aunque hay momentos en los que da la sensación de que es ella la heroína en lugar de Superman. Destacar por supuesto las actuaciones de los siempre geniales Kevin Costner y Diane Lane como los padres adoptivos de Clark que realizan unas fantásticas interpretaciones. Y por último el malvado de la película es Michael Shannon como el General Zod, consigue llenar de ira, rencor y fuerza a su personaje en una buena interpretación del actor de Take Shelter.

El argumento de la película es más que conocido por todos, el joven Clark Kent siempre ha sido diferente y quiere conocer el por qué. Tras mucho tiempo descubre que proviene de un planeta muy lejano que fue destruido y que su nombre real es Kal-El. En este caso, Superman tendrá que enfrentarse a un antiguo habitante de su planeta, el general Zod, que pretende destruir la Tierra.

En definitiva, por mucho que cuente con un gran comienzo y unas buenas actuaciones, este “nuevo” Superman y la historia que se nos intenta contar se hace larga y no consigue alcanzar el nivel o las expectativas que se habían creado sobre ella.

Lo mejor: las actuaciones de Crow y Costner, así como su música y el comienza de la película (que de haber continuado así, esta crítica hubiera sido muy diferente).

Lo peor: se hace larga. Es poco creíble en muchas ocasiones. Sus efectos especiales no tienen la calidad que se espera de una película de este nivel (económico).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s