Birdman: Volando entre bambalinas

Pincha aquí para ver los horarios de esta película

Pincha aquí para ver los horarios de esta película

por Carlos Montes (@micarmontes)

Una cosa está muy clara después de ver Birdman: su director Alejandro González Iñárritu se ha alejado completamente del Cine al que nos tenía acostumbrados en sus últimos trabajos, 21 Gramos, Babel y Biutiful. Lo nuevo de Iñárritu nada tiene que ver con lo antes visto del realizador, hasta el punto de abandonar aquellos delirantes dramas para pasar a una atípica comedia trepidante. Una cinta llena de humor cínico, realista, conciso y sobre todo acertado. Porque, si bien es verdad que dentro del argumento nos encontramos una amalgama de personajes desubicados, llenos de engreimiento y artificio, y que no se molestan en disimular su vulgaridad e inseguridades, la película por encima de todo lo que resalta muy bien son los momentos de banalidad, egocentrismo y patetismo que tiene cada personaje. Y lo hace mediante un enorme sentido del humor como ya he descrito unas lineas más arriba.

IMG_4115Tras haberse convertido en uno de los superhéroes más aclamados por el público después de trabajar en la trilogía Birdman, Riggan (Michael Keaton) trabaja en un teatro de Broadway años después de haber abandonado el personaje. Pero su “voz de subconsciente” le incita para que retome su viejo papel.

La labor del realizador en la primera hora y cuarto de largometraje es encomiable: nos lleva por todo el set teatral cámara en mano en un tour de force (una maniobra de habilidad, fuerza, ingenio o técnica en una situación difícil) entre bambalinas para no perderse ni un solo detalle de cómo se mueven los actores, para apreciar mejor la fotografía, descubrir todo el trabajo de dirección artística en las escenas, etc. Respecto al resto del metraje pasada esa hora y cuarto, la cinta de iñárritu da un pequeño bajón debido a que el propio director pierde un poco el control respecto al personaje que es la voz de la conciencia de Michael Keaton. ¡Dicho personaje le da casi lo mejor y lo peor al buen trabajo del realizador mexicano!

Grandísima labor la que ofrece el director de fotografía una vez más Emmanuel Lubezki, ganador el año pasado del Oscar fotográfico por Gravity. Presumiblemente estará también este año entre los cinco candidatos al premio por Birdman.

IMG_4117

A la dcha.: Michael Keaton como ‘Riggan Thomson’, papel por el que recientemente ha obtenido un Globo de Oro

La B.S.O. es muy destacable a lo largo de este film, especialmente en su parte central y muy llamativa en los créditos de principio y final. Antonio Sánchez ha compuesto una música donde uno de sus puntos fuertes es la batería, algo bastante inusual en las bandas sonoras en el Cine. ¡Una apuesta cuando menos arriesgada, buena y remarcable!

La forma y manera de mezclar los entresijos de los personajes con la “gente de a pié”, la acidez y negrura que destila el personaje Birdman, los “cuchillos” que se lanzan mutuamente y sin miramientos los protagonistas, unas situaciones donde el egocentrismo y la desesperación van de la mano en cada momento… Todo dentro de un microcosmos bajo el techo de un teatro.

Abarcando ya la parte de los actores empezamos por Michael Keaton (Riggan Thomson), que hace una de sus mejores actuaciones en el Cine. Dándonos unas idas y venidas mentales merced a su “alter ego” que son dignas de estar entre los nominados al Oscar de mejor actor. Lo sabremos el próximo jueves día 15 de enero.

Vemos haciendo de hija de Keaton a Emma Stone (Sam), llevando una vida tan infeliz como entregada a las nuevas tendencias en las redes sociales. Hace poco comenté en mi crítica de Magia a la Luz de la Luna que a la actriz le hace falta un papel de protagonista absoluta para sacar a relucir lo gran interprete que es. Éste trabajo en Birdman la sube un peldaño más arriba…

Edward Norton se mete en la piel de Mike, y sus cara a cara con Keaton y Stone son una de las muchas cosas disfrutables que tiene el largometraje. Vemos unas interpretaciones en todo su esplendor en una cinta que es muy propicia para ello.

En cuanto a los secundarios, tanto Naomi Watts (Lesley), como Andrea Riseborough (Laura), a la que pudimos ver en Welcome To The Punch y Oblivion (para los que su nombre no os suene tanto), nos dejan unas buenas e interesantes actuaciones, destacando una escena en la que se refleja perfectamente lo que supone moverse en el mundo del espectáculo.

_MG_1102.CR2

Del último actor de reparto del que voy a escribir es Zach Galifianakis (Jake) que aparece en torno a unas cinco o seis veces a lo largo del metraje para dejarnos un buen sabor de boca. ¡Está magnífico! Alterna humor y seriedad en su personaje como no habíamos visto hasta ahora. Digamos, en su lado más serio o dramático.

Sin ser redonda y aún cayéndose algo en su tramo final… te hace reír y mucho, tiene una excelente primera parte, gran fotografía y actuaciones de gran nivel… ¿Que más quieres para ver una muy buena película?

– Lo Mejor: Las interpretaciones de Keaton, Norton y Galifianakis. Su fotografía. El acertadísimo humor.

– Lo Peor: Que Iñárritu se exceda en el uso de la cámara en mano.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s